jueves, 11 de febrero de 2010


Galletitas!

Ingredientes:

Manteca blanda 200 g
Azúcar impalpable 100 g
Clara o yema 1
Esencia de vainilla 1 cdita
Harina 0000 300 g
Azúcar impalpable adicional para espolvorear


Procedimiento:

Batir la manteca blanda con el azúcar impalpable hasta que esté muy cremosa. Incorporar la clara o la yema, perfumar con la esencia y mezclar bien. Agregar la harina y unir, sin amasar demasiado, para formar un bollo liso. Envolver en papel adherente y refrigerar 30 minutos. Dividir la masa en dos partes. Estirar una de ellas con un palote, sobre la mesada ligeramente enharinada, hasta alcanzar 5 mm de espesor. Cortar galletitas con un cortante que se prefiera. Levantarlas cuidadosamente con una espátula y acomodarlas sobre una placa untada con manteca y espolvoreada con harina. Unir los recortes sin trabajar en exceso; volver a estirar y cortar. Repetir con el resto de la masa.
Hornear a 180º C por 15 minutos o hasta que la base esté ligeramente dorada y la superficie pálida. Retirar del horno y dejar enfriar en la placa, para que resulten crocantes y no se rompan. Guardar en recipientes herméticos. Servir espolvoreadas con azúcar impalpable adicional.

Otras variantes:

Galletitas bañadas:
Decorar las galletitas cocidas y frías con baño para repostería blanco o negro fundido, cubriéndolas por completo o trazando líneas de ambos colores.

Galletitas con dulce:
Después de refrigerar masa, tomar porciones y hacerlas rodar sobre la mesada enharinada, para formar cilindros. Cortar rueditas de 2 cm de espesor. Acomodarlas sobre una placa untada con manteca, separadas entre sí. Cortar 200 g de dulce de membrillo en cubos de 1 cm de lado; hundir uno en el centro de cada ruedita. Hornear a 180º C de12 a 15 minutos. Retirar y dejar enfriar antes de despegar de la placa.

Alfajorcitos:
Cortar la masa en discos. Hornear y dejar enfriar. Unir de a dos con dulce de leche repostero o con mermeladas de distintos sabores.

Ojitos:
Cortar la mitad de la masa en aros con un cortante especial para rosquitas, y el resto en discos del mismo tamaño. Hornear y dejar enfriar. Sobre cada disco colocar una cucharadita de jalea o mermelada a elección. Espolvorear los aros con azúcar impalpable y apoyarlos sobre la jalea o la mermelada, que se verá por el hueco central.

No hay comentarios:

Publicar un comentario