Manos en la Masa






Cocinar es la actividad favorita entre padres e hijos, aquellos que hayan compartido de pequeños, con sus padres o algún pariente cercano alguna receta en la cocina, seguramente recordarán ¡qué buenos tiempos aquellos!

Cocinar juntos es un buen momento para conversar y aprender.

Pero hoy en día las mamás y los papás están muy ocupados, vivimos tiempos difíciles y a veces es difícil encontrar un momento con los padres para realizar una actividad compartida en la cocina.

Por ello, Manos en la Masa, te ofrece Talleres de Cocina para Niños, con programas diseñados para cada grupo.

Los chicos aprenden Nociones de Matemáticas, Nutrición, Normas de Seguridad e Higiene en la cocina y Química de los alimentos, dándoles a ellos así la oportunidad de adquirir confianza en sí mismos y un acercamiento a las buenas costumbres alimentarias que les servirán para toda la vida. Todo esto les dará, sin duda, salud para su cuerpo y alegría para su alma.

Los saludo afectuosamente, deseando verlos pronto con sus hijos en mi taller!!


Cocinando en la colonia del club bsas.



La revolución gastronómica ha llegado a los más pequeños, el placer de conocer y experimentar con la comida atrae a muchos niños, incluso algunos de ellos desean ser cocineros cuando sean mayores. En todas las ciudades argentinas podemos encontrar algún taller o curso de cocina para niños con la idea de educar al pequeño gastronómicamente.



ACTIVIDADES CREATIVAS

La cocina es un lugar de encuentro de la familia y es también un espacio donde desarrollar nuestra creatividad. El cocinar, no es sólo algo que sirve para que nos podamos alimentar, es un acto de amor para con los que queremos, es ensayar, inventar, en definitiva crear. Muchos chicos sienten desde pequeños amor por la cocina. Hoy les proponemos una alternativa para que los chicos pongan “las manos en la masa”

Cursos de Cocina para chicos (en nuestro taller): Clases de cocina para chicos de 4 a 15 años en donde cada chico se siente un verdadero cocinero y aprende a cocinar recetas de preparaciones dulces y saladas: las tortas y postres más famosos, budines, masitas, pizzas, pastas, tartas, panes…la lista es infinita…

Además, las llevan a casa para sorprender a toda la familia…

Las clases son una vez por semana.

La cocina está diseñada exclusivamente para chicos. Ellos llegan al taller, se calzan gorro y delantal y aprenden a cocinar recetas de preparaciones dulces y saladas: las tortas y postres más famosos, budines, masitas, pizzas, pastas, tartas, panes…la lista es infinita…

Mientras, la pasan bien, expresan su creatividad y desarrollan sus sentidos.

También aprenden sobre nutrición, higiene y las propiedades y procesos de producción de alimentos y bebidas.

Además de enseñarles a cocinar, el taller apunta a que los chicos expresen su creatividad a través del mundo de la cocina y a que aprendan a comer más sano y variado.

Lo mejor viene cuando las creaciones salen del horno y se las reparten en bandejas para llevárselas a sus casas y compartirlas con sus familias.

De 5 a 8 años



• clases de 2:30 horas de duración.

• recetas de pastelería, panadería, cocina y huerta.

• incluye: material didático y utensilios e ingredientes para cada alumno.

• cada alumno elaborará su receta.

• se llevan todo lo cocinado.

De 9 a 12 años

• clases de 2:30 horas de duración.

• recetas de pastelería, panadería y cocina.

• incluye: material didático y utensilios e ingredientes para cada alumno.

• cada alumno elaborará su receta.

• se llevan todo lo cocinado



Hacer con los niños recetas de cocina, elaborarlas y manipular alimentos resulta muy divertido. El educador debe motivar a los niños e implicarlos en cada actividad para de esta manera desarrollar conductas nutricionales adecuadas y equilibradas.


Los objetivos principales del taller de cocina son:

Estimular el interés por la comida sana.

Desarrollar los procesos lógicos (asociación, clasificación…) y los procesos cognoscitivos (manipular, mezclar, separar…)

Promover el aseo.

Realizar dramatizaciones.

Obtener una recompensa rápida.

Al comenzar el taller hay que lavarse muy bien las manos, ponerse un delantal y recogerse el pelo. A continuación se presentan los materiales a los niños y se les indica su uso.

Al terminar se lavarán todos los utensilios utilizados, se limpiarán las mesas y se dejará todo recogido

Ahora a Divertirnos y Manos en la Masa!!!