domingo, 3 de octubre de 2010

Tarta de Verduras (espinacas)

Masa

Harina 0000 250 g
Sal 1/2 cdita
Margarina120 g
Agua helada 4 cdas


Relleno

Cebollas 1
Espinacas o acelga 150 g
Aceite 2 cdas
Sal y pimienta c/n

Ligue

Huevos 2
Crema de leche 100 cc
Queso rallado 75 g
Sal y pimienta



Masa
Colocar harina, sal y margarina en un bol, trabajarla hasta arenar la mezcla y agregar de a poco el agua hasta tomar la masa. Dejar reposar durante 30 minutos en heladera.
Untar con manteca una tartera 22 cm de diámetro, estirar la masa y forrar el recipiente.
Llevar a la heladera durante 20 minutos.
En el momento de hornear, pinchar la base con tenedor.
Cocinar a blanco en el horno a 180º C durante 15 minutos.
Retirar.

Relleno
Cortar finamente la cebolla picada fina y cocinar en aceite hasta dorar. Agregar la espinaca y cocinar por 5 minutos más. Retirar del fuego, dejar que baje la temperatura y rellenar la masa de la tarta previamente cocida a blanco.


Ligue
Mezclar en un bol huevos junto con la crema, nuez moscada y el queso rallado. Salpimentar y cubrir el relleno. Cocinar en horno a 160º C durante 40 minutos.

Consejos Manos en la Masa:

Para hacer más rápido, estirar la masa, ponerla en el molde y frisar por 15 minutos.

· Podemos cambiar la espinaca por choclo rallado o lata de choclo al natural.

· Espinaca congelada o preparado para tartas congelado también sirve.

· Es buena idea hacer varias bases y guardarlas en el frízer para momentos de apuros!

· A los niños les encantan la combinación de sabores de la verdura con la crema.

· Podemos darle más color al plato sirviéndolas en colchón de hojas verdes con vinagreta de miel.


popeye-popeye.jpg ID: 3962Porque Popeye come espinacas y se pone super fuerte???

No es casualidad que el endeble Popeye necesitase una lata de espinacas cada vez que quería defender a la pobre Olivia del acoso de Brutus. De hecho, la fama que tiene esta verdura es totalmente merecida, sus propiedades nutritivas son muchas, ya que no sólo aportan energía y fuerza, además son ligeras y no tienen un solo gramo de grasa.

Se desconoce el origen silvestre de la espinaca, aunque se pueden ubicar los primeros cultivos en la zona del Cáucaso y parte de Persia. Hace mil años llegaron las espinacas a Europa, gracias a las invasiones árabes. Alrededor del siglo XI, los musulmanes introdujeron en la dieta medieval de la Península Ibérica esta verdura, aunque también llegaría a otras partes del Viejo Continente, gracias a las incursiones en Oriente Próximo de los cruzados.

Esta verdura hoy día ya está introducida en la dieta de todo el mundo y se cultiva en la mayoría de los países del planeta, aunque las mayores cuotas de producción proceden de Francia, Italia, Alemania, Estados Unidos, Holanda y Japón.

Sus hojas de verde intenso y oscuro esconden gran cantidad de vitaminas y minerales. Las vitaminas A y C son las que están más presentes en esta verdura, aunque el mejor modo de aprovecharse de estos nutrientes es comiendo las hojas en crudo, en ensaladas por ejemplo. Existen gran variedad de espinacas, todas ellas clasificadas por el tipo de hoja.

No sólo son nutritivas y deliciosas, sino que además contribuyen a mejorar nuestra salud: ayudan a hacer la digestión y alivian el estreñimiento gracias a la fibra; y además disminuyen la presión arterial. Las personas que sufran hipertensión pueden aprovecharse de las sanas cualidades de esta verdura tomando tres cucharadas diarias de jugo de espinaca.

Las hojas disponen de ácido fólico en abundancia, esencial para la formación de la sangre.

Se pueden comprar en el mercado a partir de finales de otoño; se comercializa en invierno y hasta primavera, con lo que es posible disfrutar de su sabor durante casi todo el año.

A la hora de elegir la mejor variedad en el mercado, debemos fijarnos en los ejemplares con las hojas más luminosas. Deberán ser parejas y de un verde intenso, desechando los manojos con hojas marchitas, porque las espinacas son muy delicadas y pueden pudrirse rápidamente. Una vez cocinadas, su consumo tiene que realizarse en las 24 horas siguientes.

Fuentes: http://www.cocinayhogar.comPorque Popeye come espinacas y se pone super fuerte???

No es casualidad que el endeble Popeye necesitase una lata de espinacas cada vez que quería defender a la pobre Olivia del acoso de Brutus. De hecho, la fama que tiene esta verdura es totalmente merecida, sus propiedades nutritivas son muchas, ya que no sólo aportan energía y fuerza, además son ligeras y no tienen un solo gramo de grasa.

Se desconoce el origen silvestre de la espinaca, aunque se pueden ubicar los primeros cultivos en la zona del Cáucaso y parte de Persia. Hace mil años llegaron las espinacas a Europa, gracias a las invasiones árabes. Alrededor del siglo XI, los musulmanes introdujeron en la dieta medieval de la Península Ibérica esta verdura, aunque también llegaría a otras partes del Viejo Continente, gracias a las incursiones en Oriente Próximo de los cruzados.

Esta verdura hoy día ya está introducida en la dieta de todo el mundo y se cultiva en la mayoría de los países del planeta, aunque las mayores cuotas de producción proceden de Francia, Italia, Alemania, Estados Unidos, Holanda y Japón.

Sus hojas de verde intenso y oscuro esconden gran cantidad de vitaminas y minerales. Las vitaminas A y C son las que están más presentes en esta verdura, aunque el mejor modo de aprovecharse de estos nutrientes es comiendo las hojas en crudo, en ensaladas por ejemplo. Existen gran variedad de espinacas, todas ellas clasificadas por el tipo de hoja.

No sólo son nutritivas y deliciosas, sino que además contribuyen a mejorar nuestra salud: ayudan a hacer la digestión y alivian el estreñimiento gracias a la fibra; y además disminuyen la presión arterial. Las personas que sufran hipertensión pueden aprovecharse de las sanas cualidades de esta verdura tomando tres cucharadas diarias de jugo de espinaca.

Las hojas disponen de ácido fólico en abundancia, esencial para la formación de la sangre.

Se pueden comprar en el mercado a partir de finales de otoño; se comercializa en invierno y hasta primavera, con lo que es posible disfrutar de su sabor durante casi todo el año.

A la hora de elegir la mejor variedad en el mercado, debemos fijarnos en los ejemplares con las hojas más luminosas. Deberán ser parejas y de un verde intenso, desechando los manojos con hojas marchitas, porque las espinacas son muy delicadas y pueden pudrirse rápidamente. Una vez cocinadas, su consumo tiene que realizarse en las 24 horas siguientes.

Fuentes: http://www.cocinayhogar.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario