martes, 12 de octubre de 2010

Clase 31, Scones de Manzana



Los scones son una tradición en todas meriendas y desayunos de los argentinos. Una receta que no se pasa de moda, base de muchas cookies saborizadas. Los podemos encontrar en las góndolas de los supermercados, en panaderías y en las latas en las mesadas de las abuelas.

Podemos hacerlos de muchos sabores manteniendo su original forma y textura. De manzana, limón, con pepas de chocolate, con nuez…con pasas, con canela da igual. Acompañados de una rica mermelada sana y nutritiva de manzanas. Receta fácil y rápida de preparar.

Los scones son unos deliciosos panecillos delgados, individuales, similares a una galleta pero un poco más gruesos, en plan bollito. Son originarios de Escocia y tradicionalmente consumidos en Gran Bretaña con el té de las cinco. Actualmente se degustan a cualquier hora del día, como desayuno o merienda y también como acompañamiento en las comidas. Los scones son un pan rápido, de elaboración dulce o salada, que se sirven recién hechos, se pueden tomar solos o rellenarlos con mantequilla, mermelada, miel o lo que más nos guste. Es muy común la elaboración de scones con pasas de Corinto y los scones de queso (queso cheddar, parmesano…)
En Estados Unidos han adoptado estos panecillos pero hacen una variante más seca, más grandes y en mayor proporción son elaboraciones dulces. Suelen elaborar scones con
frutos rojos, frutos secos o chocolate. Argentina también es un país que, gracias al legado gastronómico de ingleses, irlandeses o galeses inmigrantes, consume scones junto al tradicional mate, al café o al té.

No hay comentarios:

Publicar un comentario