martes, 7 de septiembre de 2010

Semillas y sus beneficios...


En esta receta agregamos semillas de amapola, sésamo y chía a los grisines.

Mucha gente infravalora las propiedades de las semillas en general y la gran capacidad que tienen éstas, de aportar beneficios a la salud. Por eso mismo, emplearlas habitualmente en tu alimentación puede ser una buena medida para que mejores tu calidad de vida. Aquí te comentamos algunos de los interesantes aportes que pueden significarte.

Tipos de semillas más comunes y sus propiedades y beneficios más importantes:
  • Amapola: sus semillas históricamente han sido empleadas como afrodisíaco. Por otra parte, empleadas en cantidades acordes, las semillas de amapola pueden llegar a ser un buen sedante.

  • Sorgo y mijo: tanto el sorgo como el mijo ofrecen un interesante aporte de hidratos de carbono, además de vitaminas B y E, fósforo, calcio, fibras y proteínas. Muy valorables, aunque no tan populares.

  • Sésamo: las semillas de sésamo (o ajonjolí, como también se lo conoce) ofrecen un gran aporte de calcio, hierro y ácidos grasos. Están muy recomendadas para el sistema nervioso central, además para ayudar a la concentración y la memoria.

  • Girasol: entre las principales propiedades del girasol se encuentra la de poseer ácidos grasos de gran calidad, que ayudan a reducir el riesgo de sufrir problemas circulatorios, infartos y otros males relacionados con el aparato cardiovascular.

  • Lino y linaza: son muy requeridas por su gran aporte de fibras, además de tener propiedades diuréticas y laxantes. Frecuentemente se emplean el lino y la linaza para adelgazar.
Cómo consumirlas:

Las semillas, de acuerdo al caso, pueden ser consumidas de diferentes maneras. Mezcladas con otros cereales en el desayuno junto a leche o yogur, consumidas solas, en ensaladas, incorporadas a panes, fritas, pizzas, postres, en preparaciones varias... Las opciones realmente son múltiples.


No hay comentarios:

Publicar un comentario